Modelos de líneas estéticas, fiables, de altas prestaciones, económicos y cómodos que se deprecian muy poco y conservan un elevado valor en el momento de la reventa, un activo suplementario para que la familia Fountaine-Pajot Catamaranes siga siendo una referencia internacional.

Desde 1976, Fountaine Pajot ha controlado perfectamente su recorrido industrial. Hoy en día, es una de las más bellas empresas de la Industria Náutica francesa y sus dos gamas actuales de catamaranes a vela y a motor son referencias reconocidas internacionalmente en su nicho de mercado. Un éxito que recompensa de manera justa la audacia y el saber hacer de la empresa.